Durante todo el mes de enero, cada martes, el Restaurante Flash Flash, donó el 10% de su recaudación a Fundación curArte.